ESTABA a punto de CASARSE con su novio, pero ACUDIO al medico y su sueño se DERRUMBO.

Casarse es un sueño para muchas mujeres, ya que de este modo pueden formar una familia y compartir bellos momentos con su pareja. Entre los muchos preparativos, las novias pierden la noción del tiempo y tratan de planear toda la boda, para así lograr que todo sea absolutamente perfecto. Sin embargo, nadie espera que los días antes del gran evento suceda lo impensable.Nadie está preparado para las malas noticias y menos justo antes de entrar al altar. Muchas enfermedades vienen sin imprevistos y nos sorprenden a derribar todos los sueños y planes que hemos construido para un futuro próspero.

PIC FROM MERCURY PRESS (PICTURED: Gemma Cottam's scar after having an operation to remove skin cancer) A brave young woman who was diagnosed with skin cancer has documented her journey by starting an honest blog - and showing people her post operation scars on her face. Gemma Cottam, from Skelmersdale, Lancashire, had a mole on the side of her face for more than 10 years before she decided to get it removed for 'vanity reasons'. It was only then - when her stitches burst leaving her with a hole in her face - that doctors discovered the 25-year-old had stage two Melanoma. SEE MERCURY COPY

Esto es lo que le pasó a esta joven mujer, que estaba a punto de casarse, pero recibió una terrible noticia que cambió todos sus planes. Gemma Cottam una joven de 25 años, había tenido un lunar durante 10 años, que no causo ningún problema importante. Sin embargo, como a la fecha de su boda empezó a notar que su lunar se volvió más grande y a enredarse con su pelo y la ropa. Preocupada por la situación, fue al médico con su prometido Paul Welsh. Pero ninguno se esperaba la noticia que estaban a punto de escuchar.

1364031663711

Resulta que el lunar en el cuello que tenía Gemma era un melanoma, del tipo de cáncer de piel más maligno existe en la historia clínica. La noticia hizo que rápidamente los planes de su matrimonio cambiaran y en su lugar, Gemma tuvo que someterse a una cirugía delicada para evitar que el cáncer se propagara por todo el cuerpo, a través de los ganglios linfáticos. Mientras que los cirujanos actuaran más rápido, mejor sería las probabilidades que la joven viviera.

stream_img

Es por eso que Gemma se sometió a cirugía para extirpar los ganglios linfáticos en el cuello y así eliminar el riesgo que implicaba el melanoma. Al mismo tiempo, aunque la cirugía fue exitosa, Gemma tiene una gran cicatriz que se extiende desde la para detrás de la oreja al cuello. A pesar de lo difícil que era para su cara tan terrible marca en un área visible, hoy en día los jóvenes aprendieron a vivir con ella y se dedica a hacer un llamado de atención a las personas, acerca de los peligros que pueden tener los lunares. Gemma anima que todos asistan a los chequeos médicos regulares y si notan algo extraño, acudan inmediatamente a una consulta médica o su vida podrá estar en peligro.

Comentarios