6 Consejos para Comprar muebles SEGUROS para niños

Cuando adquieres muebles para niños, tu primera consideración puede ser lo colorida, divertida y original que es, o si funciona dentro del tema general del dormitorio de tu hijo. O tal vez te los han regalado miembros de la familia, pues son transmitidos de generación en generación.

Obviamente, el estilo o el sentimiento son grandes consideraciones, pero es aún más crucial que tengas en cuenta la seguridad al elegir los muebles de los niños. Existen muchos casos de lesiones en niños debido a los muebles, así que debes tener cuidado en la elección.

1. Los muebles antiguos o usados ??deben cumplir con las normas de seguridad actuales

Un niño podría quedar atrapado en una cama poco segura y potencialmente sofocarse debido a la inestabilidad de las sujeciones, por lo que se debe tener mucho cuidado con ello. Asegúrate de no insertar más de dos dedos entre el borde del colchón y los costados de la cuna (o rieles de la cama).

El sentido común indica no usar bases inestables y que no tengan rejillas, un niño tiende a meter la cabeza y podría asfixiarse.

Los muebles viejos pueden tener bordes ásperos, astillas y partes oxidadas o faltantes que podrían dañar al niño.

2. Los muebles para niños deben estar hechos de materiales apropiados

Esa fabulosa mesa de centro de vidrio puede verse increíble en tu apartamento, pero los niños y el vidrio no van bien juntos: los niños no miden las consecuencias de los actos y podrá sobrevenir un accidente lamentable.

3. Asegúrate de que los muebles no se resbalen

Esta es una obviedad. Las mesas y sillas livianas y de colores brillantes pueden parecer dulces y atractivas, pero si se resbalan cuando están en uso, un accidente podría ocurrir. Las mesas que se mueven o empujan fácilmente no son una buena opción para colocar alimentos y bebidas calientes, por ejemplo. Lo mejor es adquirir muebles para comer seguros y cómodos. Aquí encontrarás Vigila Bebes de alta tecnología.

4. Los muebles para niños nunca deben tener bordes afilados

Si tienes una mesa de comedor o de cocina con esquinas filudas, esto es un peligro para los niños, a los que les gusta correr y cuyas caras posiblemente estén a la altura de la mesa. Existen protectores destinados para evitar accidentes, por lo que siempre es importante la protección o la compra de nuevos muebles que suplantes esos filos.

5. Los muebles pintados nunca deben ser tóxicos

Todos los muebles, no solo los muebles para la habitación de un niño, deben cumplir con los estándares de seguridad y esto incluye los acabados de pintura. Cualquiera que haya pasado por el cambio de dientes de un niño, sabe cómo un pequeño puede roer en los bordes de los rieles de la litera o las sillas. Por lo tanto, es esencial que los muebles de un pequeño nunca estén cubiertos con pintura a base de plomo o tóxica.

6. Compra camas apropiadas

Nunca coloques a un niño menor de 6 años en la cama superior de las literas.  Los colchones deben ajustarse cómodamente a los cuatro lados de la cama. También debe haber una profundidad adecuada desde la parte superior del colchón hasta la parte superior de los rieles de seguridad para evitar caídas.

 

Comentarios